TRADUCIR
  
 

Video
Galería

El “Atlas del Jazz mexicano” llega a Mazatlán
La literatura tuvo su participación en el Mazatlán Jazz Fest Chilo 2017 la tarde de este sábado con la presentación del libro “Atlas del Jazz mexicano”, del periodista Antonio Malacara, que en compañía de Julio Recinos, organizador del festival, habló sobre esta ambiciosa obra.


Proyecto largamente acariciado, y que requirió de la unión de múltiples esfuerzos para ver la luz, este “Atlas del jazz mexicano” reúne la participación de 68 músicos, programadores de jazz, melómanos, creadores de festivales y músicos de toda la república mexicana que desglosan los orígenes, protagonistas y peculiaridades que ha vivido este género musical en sus ciudades para formar un origen, una identidad y un futuro.

Entre anécdotas, referencias y observaciones Malacara señaló que, pese a ser un género que es valorado y cultivado en públicos pequeños, el Jazz ha impregnado desde hace casi un siglo la cultura mexicana con músicos que incluso llegaron a vivir en Nueva Orleans, la cuna del jazz, cuando este género estaba en un caldo de cultivo entre artistas negros y europeos en los bares y prostíbulos de esta mítica ciudad americana.

De igual forma, el periodista señaló que el tejido que conforma la amplia red jazzera de México ha vivido sus altibajos, sus momentos de esplendor y gloria como en el caso de Sinaloa que cuenta con dos figuras que, en su opinión, son de los más importantes pioneros en el país: el concordense Cecilio “Chilo” Morán y el mazatleco Mario Patrón.

En su intervención, Julio Recinos señaló que su participación en esta obra desentraña los orígenes del jazz en Sinaloa,  raíz que se extiende por casi 100 años y que en Mazatlán ha vivido distintas etapas: la llegada de este ritmo a inicios del siglo 20, los años 60 con las tocadas en el bar Navegantes, e incluso la más reciente historia con la Banda de Jazz del Instituto de Cultura de Mazatlán y el palpitante Mazatlán Jazz Fest Chilo, que poco a poco genera interés en las nuevas generaciones hacia un arte complejo y en constante desarrollo.

En un estilo ameno y simpático, lleno de anécdotas y datos de interés, Malacara y Recinos acercaron a los amantes del jazz a este “Atlas del Jazz mexicano” que desde su publicación ha estrechado la unión entre los creadores y amantes de este género en el país.